Leatherman Charge TTI I Historias Leatherman

A finales de Agosto principios de septiembre suelo finalizar mi periodo estival marchando unos días de travesía por el Pirineo. Por tema de peso suelo prescindir de mi Leatherman Charge TTI, llevando una navaja sencilla y ligera ya que pensaba que para la montaña nunca necesitaría unos alicates.

En el año 2016 decidí realizar la “Travesía Carros de Foc” que recorre los Parques nacionales de Aigües Tortes y Sant Maurici en el Pirineo de LLeida.   Se trata de una travesía muy popular donde viene gente de diferentes nacionalidades.  Y en concreto ese año coincidí con un grupo de israelitas y la mayoría de ellos llevaba en su cinturón una Leatherman. Cuando los veía pensaba que cargaban con demasiado peso.

Durante la travesía, las temperaturas bajaron drásticamente y la cremallera de mi anorak se rompió y no podía cerrarlo.  Para arreglarlo necesitaba  poder apretar el carro para que no se saliera continuamente de la cremallera, y así poder cerrar el anorak y no perder calor temporal, pero no disponía de alicates para hacerlo. Maldije haber dejado mi Leatherman Charge en el coche.  Por suerte me acordé de los israelitas y les pedí que me dejaran una de sus multiherramientas y, gracias a una Wave que me prestaron, pude solventar mi problema con la cremallera.  Lo primero que hice al regresar a casa fue comprar una Leatherman Signal que desde entonces me acompaña en todas mis salidas. Nunca sabes cuándo puedes necesitar unos alicates, ¡incluso en la montaña!

¿Qué te ha parecido? Cuéntanos la tuya y compártela con #LeathermanES

Descubre todas las Historias Leatherman Entra aquí