Historias Leatherman | Anécdotas | Alba Jimenez

Mi héroe Leatherman

La historia que quiero contar no es la mía, si no la de mi padre, mi héroe, Mario Jiménez, para quien la Leatherman multiusos no es una herramienta más, sino su compañera. Es un elemento esencial en su día a día, desde que se levanta hasta que se acuesta, siendo lo primero que se coloca por las mañanas en el cinturón y lo último que se quita por las noches. No le puede faltar en ninguna ocasión, lo he visto en traje de chaqueta y con su Leatherman enganchada al pantalón, en chándal y la Leatherman en el bolsillo, aunque vaya a comprar el pan la lleva. Eso sí, algunas veces le ha jugado una mala pasada como en los aeropuertos, museos, aunque eso no le ha impedido llevarla.

Lo mejor de regalar una herramienta multiusos

Él ha sido el pionero Leatherman tanto de nuestros amigos, como de toda nuestra familia, la cual no es pequeña. Empezó la tradición de regalar herramientas Leatherman a los integrantes de la familia, eso sí, cada uno tenemos una diferente, los más chicos tienen una con tijeritas y lima, y conforme se van acumulando años las Leatherman son más complejas, ¡hasta el abuelo tiene una!

Además de la Leatherman, la cual tiene desde hace unos 25 años, estos reyes le regalamos la Leatherman Tread que a simple vista parece una pulsera normal pero nada más abrirla se dio cuenta de la de herramientas que contenía. No había otro mejor invento para él que la Leatherman hasta que sacaron la pulsera de herramientas. Ahora lleva la multiusos en el cinturón, y la pulsera leatherman en la muñeca.

A parte de utilizarla en su trabajo todos los días y de ayudarnos, a su familia, a mantenerlo a salvo, también la utiliza para montar muebles de Ikea (en lugar de las herramientas que trae en la caja), en su hobby; el mar. Ya la puede utilizar para cortar un cabo en el barco de vela, para arreglar una anomalía del motor como para liberar la cadena del ancla, o para liberar algún pez de una red a 30 menos bajo el agua.

Cuando salvamos la vida de un ciervo con una Leatherman

Todos hemos vivido grandes aventuras con la Leatherman y nos ha sacado de grandes apuros pero la historia que más me gusta y que merece la pena contar fue un día que fuimos al campo a escuchar la berrea pero cuando íbamos de camino oímos un ruido muy extraño, fuimos acercándonos al sonido y para nuestra sorpresa nos encontramos a un ciervo con la cornamenta enganchada en una alambrada, no sería capaz de explicar cómo ese animal se había quedado atrapado allí, y lo de tirones que el mismo se pegaba una y otra vez intentando salir. Todos los que íbamos nos quedamos paralizados mirando a aquel animal excepto mi padre, a quien nunca le toma ni un segundo para sacar la Leatherman e intentar desenganchar de la mejor manera posible la alambrada del ciervo. Todo ello termino en una victoria, consiguiendo desenganchar al animal solo con su Leatherman.

En conclusión se podría decir que es  un “MacGyver” de la vida, ya que tiene una gran  habilidad para improvisar soluciones a problemas con el simple uso de su preciada Leatherman.

 

¿Qué te ha parecido? Cuéntanos la tuya y compártela con #LeathermanES

Descubre todas las Historias Leatherman Entra aquí