Leatherman para coches I Sérgio

 Leatherman para imprevistos en el coche

Yo venía con mi coche viejo por una carretera de tierra que hay entre la ciudad y el distrito donde yo vivo, cuando el coche para de la nada. Yo con mi mujer y bebé, en medio de la nada… sin nadie cerca para ayudar.

Empecé a investigar lo que estaba pasando. La manguera de combustible estaba reseca y empezó a filtrar combustible.

Tomé mi Leatherman, use las pinzas para soltar el enganche, corté la manguera e hice la enmienda. Gracias a Dios mi Leatherman me salvó el día.

¿Qué te ha parecido esta anécdota? Cuéntanos tu historia con el hashtag #LeathermanES

Descubre todas las Historias Leatherman Entra aquí