Leatherman herramienta para motos I Anecdota Ángel Gallego

 Leatherman para motos

La ocasión en la que a mí me salvo el día son muchas. Por contar la última fue en el Gran Premio de Motos de Jerez.

Mi Leatherman que siempre me acompaña es la MUT y siempre cumple con su cometido. Entrando en materia estábamos en plena bulla motera (Chipiona para ser más exactos) y por evitar que una moto nos embistiera tuve que esquivarla con la mala pata de que rompí las cogidas de la matrícula. Un sábado noche y sin matrícula. Total que saque la MUT pude quitar tornillos abrirle nuevamente 2 agujeros nuevos gracias a su martillo y dejarla Correcta para que pudiera volver a casa y sin multa. 200 euros serían de multa, así que puedo decir que tengo la Leatherman más que amortizada.

¿Qué te ha parecido esta anécdota? Cuéntanos tu historia con el hashtag #LeathermanES

Descubre todas las Historias Leatherman Entra aquí